La despedida de soltero

La despedida de soltero es más que una simple fiesta contemporánea, pues se originó en determinadas tradiciones de la Edad Media. Se dice que, durante esta época en Esparta, cuando un hombre iba a contraer matrimonio, sus amigos le organizaban una gran noche, con una chica despampanante que intentaba seducirle. Se trataba de una prueba para verificar si sus sentimientos hacia su prometida eran verdaderos y le sería fiel por siempre, pues debía resistirse a la tentación.

Existe, por otro lado, una historia alemana según la cual un joven de clase muy humilde quería casarse con una doncella, pero el padre de ésta se negaba, pues deseaba para su hija un buen partido que le ofreciese prosperidad social y económica. La fortaleza de su amor era tal que se casaron contra todo pronóstico. Conscientes de sus dificultades, los amigos le organizaron a ella una fiesta en la que le regalaron todo lo necesario para empezar una nueva vida en un hogar conjunto y, así, evitarles a ambos gastos que no podían afrontar.

despedida de soltera

Estas medio verdades, medio leyendas, han ido evolucionando hacia la despedida que hoy conocemos y que se celebra tanto para ellos como para ellas. La imagen que la televisión y el cine se ha encargado de meternos en la mente es la de las fiestas en pubs, stripteases, tupper sex y altas dosis de desfase. Y, sí, una parte considerable de los futuros casados optan por el clasicismo de este tipo de evento.

A pesar de que los amigos de las parejas suelen adorar una juerga épica, las preferencias de los prometidos deben primar, por lo que cada vez existen más alternativas para despedir la soltería. Las beauty parties se están haciendo populares entre aquellas mujeres que desean compartir una tarde/noche de spa, masajes, sesiones de belleza y delicias gourmet.

despedida soltero

Las escapadas breves a otra ciudad o país se están popularizando también en los últimos tiempos entre ambos sexos. No importa tanto el festejo en sí mismo, como el hecho de vivir el viaje, experimentar rutas turísticas y actividades con tu grupo más allegado. Entran en esta categoría los fines de semana en una casa rural, en la playa, o en un hotel con todo incluído.

Los más sencillos y que, además, tengan casi todos sus amigos en común, pueden optar por una comida o cena a la que asistan ambos. Una barbacoa o una cena en casa son las opciones low cost por excelencia, pero no descartéis probar un restaurante elegante o alquilar un local. Se trata de una tendencia moderna, fresca, que no hace distinción entre él o ella y que reivindica que el motivo de celebración no es decir adiós a la soltería, sino saludar una nueva vida en común que compartirán con todos aquellos que les importan.